7/07 – El testimonio de quienes disfrutan recorriendo los Caminos

En el segundo día de Caminos y Sabores, miles de visitantes recorrieron los stands en busca de los productos alimentarios, turísticos, orgánicos, decorativos y de indumentaria que ofrecen los expositores venidos de todas las regiones del país.

En Caminos y Sabores, la feria de alimentos regionales, artesanías y turismo que está teniendo lugar en La Rural, hay sabores y propuestas para satisfacer todos los gustos. El evento organizado por Ferias y Exposiciones Argentinas SA, mantendrá sus puertas abiertas hasta el 9 de julio, de 12 a 21.

“Me interesa mucho la gastronomía, y mi mamá se enteró por la televisión sobre la feria”, contó Cecilia, de la Ciudad de Buenos Aires, de 30 años, que vivía la experiencia por primera vez. “Todavía no recorrí todos los caminos, pero pude ver muchas especias muy interesantes, que no son fáciles de conseguir”, agregó.

Ana, de 63 años y también de la capital del país, en cambio, ya conocía la feria y transportaba dos grandes bolsas en sus manos. “Vengo siempre que puedo y me llevo cosas ricas de varias provincias, dulces y saladas, que normalmente no llegan aquí”, relató. Recorriendo los caminos, le sorprendió la mermelada de aloe. “No sabía que se podía hacer dulce con la planta, es remarcable que alguien haya tenido esa idea”, resaltó.

La indumentaria regional fue lo que atrajo a Néstor, de 50 años, y a toda su familia, que se acercaron al predio de La Rural desde Zárate. “Me pareció una buena oportunidad para conocer los tejidos y los diseños que están presentando algunas provincias, y lo que vimos hasta ahora nos gustó mucho”, afirmó el zarateño, que también se dejó tentar por los dulces caseros de fruta que vislumbró en su recorrida. “Es increíble la variedad que hay”, destacó.

Agustina, de 19 años, estudia la carrera de Gastronomía en el Instituto Argentino de Gastronomía (IAG) y en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), y vino acompañada de Fernando, de la misma edad, ambos de Ituzaingó. Ella tiene debilidad por la comida dulce, especialmente los chocolates, mientras que él adora lo salado: “Yo vine de acompañante, pero cuando recorrimos el camino de las carnes y vi toda esa cantidad de salamines y fiambres, uno más tentador que el otro, casi muero”, confesó Fernando.

Para Ferrulio y Ana María, de 65 y 75 años respectivamente, también fue la primera experiencia en la feria. Ambos vinieron desde Cañuelas, atraídos por los alimentos orgánicos: “Tratamos de cuidarnos y de comer comidas sanas y naturales, por eso cuando vimos que en la feria iba a haber muchos de eso, decidimos visitarla”, contó Ferrulio.

David, de 29 años, por su parte, vino desde Pacheco para conocer lo que la feria ofrece en materia de turismo. “Todo lo que vi sobre el tema me pareció muy bueno, pero me distraje un poco con las degustaciones”, reveló.

Caminos y Sabores es una fiesta de la cultura y la identidad argentinas, y asume su rol como promotora de los alimentos latinoamericanos, propiciando el desarrollo de valor agregado en origen y apostando al crecimiento de las producciones locales. La feria cuenta con el auspicio del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), la Fundación Export.Ar, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO).

Para conocer las grillas de actividades y toda la información sobre la feria ingresar a www.caminosysabores.com.ar