Quinto Zalla, un toque gourmet para cambiar el sabor de la comida diaria

Desde 2008 participa de Caminos y Sabores. Sus propuestas absolutamente naturales encuentran el punto justo y equilibrado para que la mesa cotidiana no caiga en la rutina.

Quinto Zalla es sinónimo de equipo joven que, con creatividad y empeño, propone soluciones y propuestas distintas para desarrollar alimentos diferenciados y gourmet. “Disfrutamos del valor de una buena mesa, y entendemos la importancia que cumple una buena nutrición en nuestra vida”, afirma Cecilia Elortondo, una de las emprendedoras de esta empresa con nombre un tanto extravagante, que responde a sus raíces vascas.

En reiteradas oportunidades, sea en familia, reunión de amigos o solos nos planteamos cómo innovar en materia gastronómica para no caer en el sabor rutinario de la comida cotidiana. Es allí donde comienza a tallar la propuesta de Quinto Zalla, que permite matizar nuestro paladar con una amplica gama de mezclas de especias y verduras deshidratadas.

Elortondo destaca que Quinto Zalla ofrece “más de 15 variedades naturales para condimentar todas las comidas, sin agregado de sal, grasa, aditivos ni conservantes”. Al momento de pasar lista, seguramente omite variedades, pero reseña “puerros al estragón, tomates con alcaparras, condimentos norteños o árabes” como opciones para usar aplicar sopas, tartas, pastas, panes. O sea, en cualquier tipo de recetas”, afirma.

Merced a la interacción con una planta fraccionadora de especias, Quinto Zalla diseña cada producto en base a la mejor combinación de ingredientes. Las proporciones también son vitales para asegurar un equilibrio que resalte el sabor de cada comida sin tapar el gusto de cada alimento en particular.

La emprendedora no tiene más que palabras de agradecimiento para Caminos y Sabores, ya que su participación en la edición 2008 permitió el despegue y el reconocimiento. “Para nosotras se trata de una feria muy especial. Recién terminábamos la primera producción y no sabíamos cómo iba a reaccionar la gente. Pero la respuesta superó todas las expectativas. El contacto directo con la gente, hablar en directo sobre nuestra propuesta, la posibilidad de que probaran nuestros productos y que nos dieran su opinión fue muy emocionante y nos ayudó a afianzar el emprendimiento”, remarca. Y anuncia que reservaron el lanzamiento de una nueva línea de productos para el desarrollo de la feria.

Finalmente, Elortondo no oculta su sonrisa cuando le preguntan por el origen del nombre Quinto Zalla. Poniendo de relieve su ascendencia vasca, cuenta que en Euskalerría hay un pueblo llamado Zalla. “Y nosotras somos la quinta generación desde que aquellos inmigrantes arribaran a la Argentina. De esa combinación, surgió Quinto Zalla”, cuenta. Esa misma combinación que también sabe de esfuerzos, trabajo y dedicación que las impulsó a encontrar opciones para llegar a cada casa de un modo más sano y natural, revalorizando la mesa diaria y redescubriendo los sabores que hacen un manjar de cualquier plato cotidiano.