10/07 – Los hombres de Buenos Aires tienen ese… qué se yo

Pablo Alarcón fue entrevistado por Silvina Chediek en la cocina de Caminos y Sabores. Ocurrió en el marco del ciclo “Hombres de Buenos Aires”, organizado por el Bapro. Entre humoradas e historias, el actor preparó pastas al limón.

_MG_3879

Una buena charla, una rica comida, un buen vino … resultan ser los condimentos especiales para interactuar con alguien. Y más aún si la persona en cuestión resulta estar comprometida con la cultura. Todo esto reúne Pablo Alarcón, actor de teatro (que actualmente protagoniza la obra “Eran Tres Alpinos”), y que dedica su tiempo libre a experimentar como cocinero amateur. Por esto y mucho más, fue invitado a participar del ciclo de charlas “Hombres de Buenos Aires”, organizado por el Banco Provincia y que tuvo lugar el viernes 10 de julio en el Taller de Elaboración de Alimentos de Caminos y Sabores.

En el marco del ciclo, el reconocido actor fue entrevistado por la periodista Silvina Chediek. Entre aromas, hornallas calientes, historias y anécdotas, transcurrió la charla que ahondó en los inicios culinarios del actor. “Cocino desde que era chiquito. Pasaba mucho tiempo solo y debía cocinar yo mismo. La primera comida que intenté hacer fueron papas fritas, que no resultaron ser tales sino bulbos de orquídeas”, recordó Alarcón.

Mientras el agua hervía en la olla, Alarcón preparaba la salsa de sus pastas secas a base de crema, camarones y ralladura de limón, bajo la atenta mirada y asistencia de Chediek, quién no perdía oportunidad de indagar a su entrevistado cumpliendo su rol de “Juanita”.  “Cocino casi todos los días, pero no soy un cocinero rebuscado ni fino, soy más bien un cocinero práctico que cocino para agasajar a la familia”. Además, aseguró que “las recetas son como historias, donde la pimienta se comunica con las verduras, las verduras con el aceite de oliva, el oliva con el ajo y así entre todos los ingredientes hasta formar un entramado de sabores que conquistan el alma de la persona”.

En otro pasaje de la charla, Alarcón confesó que “más que cocinar me gusta comer” y aseguró que en muchas ocasiones eligió trabajar en teatro para “ir a comer después”.

Al consultarle por los ingredientes que motivaron su plato, contó que seleccionó camarones para elaborar un plato más sofisticado. “Ahora los hombres cocinamos más que antes. Anteriormente la cocina era un espacio exclusivo de las mujeres, pero ahora la situación se revirtió y los hombres vamos ganando territorio”.

Durante el encuentro, abundaron las historias. “Me gusta hacer las compras, cocinar, preparar la mesa, servir y cuando lo hago, cuento historias vinculadas con la comida”, dijo y en ese tren, compartió con el público la historia de Leonardo Da Vinci y las razones por las que inventó  la servilleta. “Anteriormente la gente ataba conejos a las patas de la mesa para que los comensales se limpiaran sobre el lomo de ellos la suciedad de la manos en lugar de hacerlo en su ropa. Eso a Da Vinci no le gustaba”, contó.

Mientras la charla transcurría y las pastas se cocinaban en el agua hirviendo, entró en escena el Lic. Gustavo Marangoni, presidente del Banco Provincia, quien le entregó al actor una distinción por su aporte a la cultura durante su extensa trayectoria.

Descargar gacetilla: click aquí.

Descargar foto: click aquí.