6/7 – Desde Córdoba ven que Caminos y Sabores «permite potenciar las economías regionales»

Lo aseguró el ministro de Agricultura, Ganadería y Alimentos, Julián López. Señaló que «el trabajo mancomunado entre productores y Estado es la única opción para el desarrollo del área de agroalimentos».

Córdoba desembarcó en la presente edición de Caminos y Sabores con una presencia institucional muy fuerte, de la mano de su gobernador, José Manuel de la Sota, y varios de sus ministros, como también el presidente del Ente Provincial de Turismo, Gustavo Santos, entre otros.

Precisamente, Julián López, responsable de la cartera de Agricultura, Ganadería y Alimentos, sostuvo que «la decisión de mostrar todas las regiones cordobesas apunta a impulsar el potencial de la Provincia».

El funcionario reconoció que «muchas empresas pequeñas y familiares jamás podrían acceder a muestras como Caminos y Sabores y que por ello es indispensable la acción del Gobierno, para asegurar un espacio» en el cual mostrar las bondades de cada producción en particular.

“Hay productores de vino que no están en escala de bodega y no podrían estar por cuenta propia en esta muestra, que genera posibilidades de difusión y oportunidades para los negocios. Cada año seleccionamos algunas empresas, porque el abanico es muy amplio. Son pocos los que traemos, pero nos da una inmensa alegría saber que a través de ellos representamos a muchos más”, remarcó.

Para López, la anunciada concreción de Caminos y Sabores Córdoba, en septiembre próximo, es una gran posibilidad no sólo para los productores cordobeses “sino de toda la región Centro, que se acercarán para demostrar todo lo bueno que saben hacer”. Y afirmó que su Provincia se asume generadora de agroalimentos y, por eso, “es sumamente importante contar con este tipo de eventos”.

“En la amplitud se reseña todo el potencial cordobés”, contó el ministro. “Algunos se sorprenden cuando hablamos de producción vitivinícola, de la fiesta del chocolate, del cluster quesero, de los cabritos del norte, del potencial olivareño. Quizás no sea producción en gran escala, pero es potencial a futuro. Por eso se torna inevitable ahondar la acción de trabajo mancomunado entre productores y Gobierno, complementando esfuerzos de manera transversal, d modo tal que surjan alternativas para las economías regionales. Todo esto, en definitiva, redunda en beneficios para la Provincia en su conjunto”, concluyó.