16/06 – Vinos que hacen su debut en Caminos y Sabores

Bodegas Galán llega a la feria que se realizará del 6 al 9 de julio en La Rural para testear la larga historia de sus productos con la expresión de los visitantes y sus deseos de disfrutar del mucho gusto argentino.

Para aquellos que privilegian el sabor de la uva por sobre la cebada, la oferta de vinos en el “Camino de la Bebida” será igualmente variada y extensa. Pero una de las novedades que traerá la muestra este año será la presencia de “Bodegas Galán”, que harán su debut en la feria que acerca la cultura, los sabores y las texturas de cada rincón de nuestro país para ponerlos al alcance de todos. “Es la primera vez que participamos de Caminos y Sabores y creemos que va a ser una buena oportunidad para hacernos conocer”, asegura Antonio Blanco y González, director ejecutivo de la firma.

Se trata de una empresa emblemática en el rubro que ya lleva más de 70 años de vida y que ahora pretende incursionar por nuevos caminos. “Nosotros tenemos un sistema de distribución exclusivo a casas de familia con reparto a domicilio una vez por semana. Era una metodología bastante normal en la década del 70 y 80, pero en algunas partes del interior y el conurbano todavía se sigue usando”, comenta el empresario.

Ahora, aprovechando el gran canal de distribución construido a lo largo de los años, la bodega pretende sumar nuevos clientes, probar con nuevas formas de venta e introducir sus productos a las grandes cadenas de supermercados. Y para ello es importante realizar un chequeo de la valoración y posicionamiento que tienen sus productos en el mercado, a través del contacto cara a cara con el público que ofrece Caminos y Sabores. “Vamos a hacer degustaciones, los precios tendrán descuentos y habrá promociones especiales. Creemos que va a ser muy positivo y nos va a dar un impulso”, asegura Blanco y González.

La avidez de los consumidores por experimentar nuevos sabores y un mercado vitivinícola que crece a nivel mundial, refleja un panorama alentador para la producción nacional. En el caso de Galán, sus vinos se exportan a distintos mercados como España, Australia, Sudáfrica y China. “La tendencia que se está dando en todo el mundo es consumir menos pero consumir un producto de mejor calidad. La gente tiene mucha curiosidad en distinguir los distintos varietales, si un vino tiene madera o no, independientemente de cual le guste más”, comenta sobre la movida cultural que rodea actualmente a la bebida.

Con viñedos en General San Martín y Luján de Cuyo, en la provincia de Mendoza, una bodega con una capacidad productiva de 28 millones de litros y un plantel estable de 260 trabajadores, la compañía comercializa distintas marcas. “En vino fino tenemos toda la línea de cosecha tardía con la marca Irina y en malbec con Galán Tango”, apunta el ejecutivo. A su vez, la firma también es muy conocida por sus vinos en damajuana que constituyen una verdadera tradición: “Actualmente se perdió bastante este tipo de consumo porque es un envase incómodo y grande para los departamentos. Pero en zonas de casas bajas del Gran Buenos Aires y del interior de la Provincia sigue siendo requerido”.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.