08/07 – Un día plagado de visitas y sabores

La feria Caminos y Sabores, que comenzó el jueves y se realiza hasta el domingo en La Rural, tuvo una gran concurrencia de público de diversas edades que en el inicio del fin de semana se acercaron al predio para probar desde la cerveza artesanal hasta la carne de llama.

Faltaban varios minutos para el mediodía de este sábado y en Avenida Sarmiento al 2700 ya podía verse a una gran cantidad de gente que esperaba ansiosa a que abrieran las puertas de Caminos y Sabores, la feria de los alimentos regionales, las artesanías y el turismo que se realiza hasta el domingo en La Rural en el horario de 12 a 21 horas.

Norberto Sive, un joven emprendedor de Chascomús que hace poco creó su propia agencia de turismo Cuatro Estaciones Viajes, acercó a la muestra una nutrida comitiva conformada por público de diferentes edades. “Hice una campaña vía redes sociales y los medios locales. Por suerte hubo muchos interesados”, cuenta.

Desde Janet, una joven estudiante de turismo, hasta Hilda, una jubilada a la que le gusta mucho cocinar, los oriundos de Chascomús recorrieron el predio en busca de quesos, salamines, vinos y licores, entre otras preferencias.

En la feria, también pudo verse varios interesados en los ingredientes típicos de las diversas regiones del país. “A mi abuelo, que es de Tucumán, le gusta recorrer los locales de las provincias. Compramos papas fritas naturales, alfajorcitos de Salta y salamines”, dice Ayelén, una veinteañera de la Ciudad de Buenos Aires que visitó la muestra junto a su familia.

Entusiasmados, los expositores coincidieron que el inicio del fin de semana generó un muy buen clima en la feria. “Hoy vino más gente, se llevaron principalmente nuestra yerba y el nuevo azúcar mascabo. Cada comprador que viene puede ganarse un premio jugando en una ruleta”, dice Pablo Patiño, vendedor del stand de la yerba agroecológica Kalena, que es elaborada bajo estacionamiento natural de 12 meses y que ganó el concurso “Experiencias del Sabor 2015”, que premia a lo mejor de las producciones regionales y hoy tuvo una nueva edición en la feria.
En la expo también pudo verse a muchos jóvenes que se acercaron atraídos por la oferta en cerveza artesanal. “Es un mundo nuevo en Argentina que nosotros conocemos desde antes que se ponga de moda. Llevamos Antares y Tau, una muy buena de Entre Ríos. También aprovechamos la gran diversidad de productos que hay para llevarnos otras cosas como quesos ahumados y hummus”, dicen Maite y Julián tomados de la mano.

Pablo Falbo, socio junto a su hermano en Formagge Quesos Especiales, pudo comprobar la presencia de nuevas generaciones que llegaron en búsqueda de propuestas innovadoras. “Es la primera vez que exponemos en Caminos y estamos sorprendidísimos para bien. Hoy fue el mejor día. Vimos mucha gente joven muy interesada en descubrir otro tipo de cosas que nosotros les podemos ofrecer. Por ejemplo, tenemos un provolone parrillero que se troquela y puede asarse dentro del mismo packaging. También exponemos muchos tipos de quesos como gouda, azul y raclette, entre otros. Sobre todo tuvimos mucho éxito con nuestras mozzarellas saborizadas de orégano y albahaca”, cuenta.

Pero a metros de la cultura moderna, se encuentra la de los pueblos originarios, que se acercaron con sus artesanías y comidas típicas. Es el caso de Siwan’i de Fundación Niwok, inspirada en Mercedes Llorente, que hace más de 30 años le propuso a 20 mujeres wichí de Formosa crear artesanías a partir de su técnica para hilar fibras de chaguar.

“Hoy trabajan 470 mujeres divididas en 27 grupos en Siwan´i, que en la lengua wichí significa arañita que no para de tejer. Ellas bajan cada 45 días del monte a vender sus producciones, que nosotros ayudamos a comercializarlas en diferentes puntos del país. Incluso, ya exportamos a Australia, Francia y EEUU. Trajimos algunas de las 450 opciones que ofrecemos, como carteras y figuras de animales de la zona. Durante la feria estamos vendiendo mucho, los visitantes se interesan por las historias de estas mujeres y les gusta mucho lo que hacen”, cuenta María López, que trabaja en el área comercial de este proyecto.

En el marco de Caminos y Sabores, en el stand de Siwan´í también se comercializan algunas artesanías de Red Puna, conformada por más de 30 organizaciones de comunidades aborígenes de la provincia de Jujuy.

En el stand del Gobierno jujeño, Red Puna también ofrece salame, lomito, sopressata (salamin con picante y pimentón) y charqui  (carne deshidratada cubierta con sal y expuesta al sol). “Hicimos degustaciones y vendimos bastante. Todos se fueron contentos y algunos sorprendidos porque habían probado por primera vez la carne de llama”, finaliza con una sonrisa Diego Tacona, integrante de esta comunidad aborigen.

Descargar gacetilla, aquí.
Descargar foto en alta, click acá.