Rodocrosita, la roca que esconde leyendas

Desde Andalgalá, Catamarca, Melina Joyería traerá a Caminos y Sabores sus artesanías en una extraña piedra semipreciosa que se encuentra en muy pocos lugares del mundo.

 

La rodocrosita o “rosa del inca” es la piedra nacional argentina. Un mineral de color rojizo, muy codiciado pero que no abunda en el mundo. Sin embargo, uno de los más importantes yacimientos se encuentra en Minas Capillitas, región montañosa del Valle de Andalgalá, Catatamarca.

De allí proviene Melina Joyería, un emprendimiento familiar que participará por tercera vez consecutiva de Caminos y Sabores, presentando sus creaciones en esta piedra semipreciosa, que guarda mitos y leyendas de tiempos prehispánicos.

“Nosotros trabajamos la rodocrosita, que es la piedra originaria de nuestra zona, Andalgalá, situada a 250 km. de la capital catamarqueña”, detalla Melina Diamante, quien además comenta que esta roca semipreciosa “tiene mucha  historia porque fue encontrada por los incas y, a partir de ese momento, ha estado presente en nuestra artesanía”.

Pero eso no es todo. La “rosa del inca”, como también la llaman, guarda secretos que nos remontan a otros tiempos. “Nosotros tratamos de rescatar toda esa tradición, lo que representa el amor de la mujer”, dice Melina, cuyo nombre parece haber dado origen a la marca.

Es que dicen los antiguos relatos que un amor prohibido fue el origen de este mineral. Que un plebeyo enamorado de una Ñusta (muchacha virgen consagrada al Dios Sol) fue castigado por las divinidades incas y convertido en una piedra, del color de una rosa roja.

Valeria Abel, otra de las artesanas que integra este emprendimiento, afirma que concurrir a Caminos y Sabores “ya se trasformó casi en una obligación. Es que nos dio mucha suerte y desde hace tres años no nos perdemos la feria”, afirma.

“Nuestros productos son esencialmente de joyería: colgantes, aros y anillos engarzados en plata”, comentan las artesanas, quienes no sólo brindan sus creaciones propias sino que además comercializan la piedra como insumo para otros artesanos y joyeros.

“Además ofrecemos algunos productos para regalería, como piedras con formatos de animales, huevos, y diseños especiales por pedido. Eso sí, todo tallado a mano. En resumen: ofrecemos la piedra en todos sus estados, pulida o  a medio pulir”, concluye Valeria.

Valeria y Melina adelantaron que su emprendimiento estará en el Camino de la Tradición  y rescataron el espíritu de la feria al afirmar que “más allá de la venta, nos gusta contar como es Andalgalá, cómo se vive, sus paisajes y, sobre todo,  narrar la historia de la rodocrosita”.


Seguínos también en Facebook