Caminos y Sabores 2010

En el año del bicentenario, Caminos y Sabores tuvo una edición rebosante de gustos bien criollos. Del 8 al 11 de julio en el Pabellón Azul de La Rural, más de 300 expositores se dieron cita en la clásica feria, en la que no faltaron las demostraciones de cocinas regionales con menús patrios, celebrando los 200 años de la Revolución de Mayo.


El concurso Experiencias del Sabor tuvo una nueva edición, con testeos de quesos de vaca y de cabra, dulces de leche y aceites de oliva de los productores de la feria. El jurado, como siempre, estuvo integrado por catadores no videntes especializados en el testeo de alimentos. En el marco de la feria, se realizó el segundo encuentro de la red Terra Madre, un espacio generador de ideas y de intercambio de conocimientos, además de constituir un ámbito de reunión entre la ciudad y el campo, el consumo y la producción.

Esta comunidad de alimentos –organizada por la red internacional Slow Food– coordinó también disertaciones, demostraciones de cocina, proyecciones de cine con debate posterior y degustaciones de alimentos, entre otras actividades.
La defensa de la biodiversidad, los trastornos y consecuencias del fast food en la alimentación infantil, los proyectos de pesca sostenible, y el vínculo con la tierra y sus frutos de parte de los pueblos indígenas fueron algunos de los temas tratados en los encuentros.

Participaron más de 300 delegados de la red Terra Madre, entre campesinos, productores de alimentos, pescadores, cocineros, estudiantes, académicos y coproductores.


La Plaza del Arte y la Plaza del Encuentro fueron los espacios recreativos en donde se dieron cita artesanos y músicos de distintas regiones del país con los asistentes a la feria. En el Auditorio, el ciclo de conferencias incluyó disertaciones científicas y gastronómicas sobre las propiedades físicas de la yerba mate y la mejor forma de preparar y saborear la infusión, auspiciadas por el Instituto Nacional de la Yerba Mate, entre otras.

PUBLICIDAD GRÁFICA: